El color en el branding del sector sanitario

En la creación de una marca médica, en algún momento, más pronto que tarde, hay que pasar por el logo. Igual que cualquier otra marca. Eso significa, entre otros muchos elementos, trabajar el color y como dice el refrán, para gustos, colores. Las opciones son tantas que es lógico llegar a un punto de saturación, pero diseñar un buen logo del sector sanitario es vital.

El azul es el color dominante en las marcas médicas

Pues sí, históricamente el color azul se ha asociado al sector médico, de la salud… Como cualquier otro color, transmite una serie de valores, o mejor dicho, sensaciones en la persona que lo observa. En este caso, el azul provoca tranquilidad (eso no quiere decir que todo el mundo que vea el azul se vaya a tranquilizar…). Sus referencias al mar y al cielo son evidentes y también la sensación de paz y tranquilidad. Ideas que no está nada mal que perciba el paciente y que un logo del sector sanitario puede transmitir.

Además, el azul también es el que mejor se asocia a la confianza. Un concepto muy perseguido por las marcas, aunque no se consigue solo poniendo el color en el logo. Para demostrar esta preeminencia, solo tenéis que observar el gráfico siguiente:

colores logos indústria sanitaria
Gráfico: 99designs.com
Diseño: MH Designs

El 67% de los diseños de marcas de salud creados en la web 99designs.com usan el color azul. Una cifra que sube hasta el 85% de las marcas sanitarias analizadas por esta misma empresa. En el resto de sectores, sigue siendo un color muy importante, pero no es el único. Así que, tenemos una prueba más que en el logo del sector sanitario el azul es el rey.

Veamos algunos ejemplos

Muestras de organizaciones sanitarias donde el color azul es dominante hay unos cuantos. Para empezar, la Estrella de la Vida, uno de los símbolos más internacionales (emergencias médicas). Se trata de una estrella de seis puntas, con el contorno blanco y el báculo de Esculapio con una serpiente en el centro.

Estrella de la vida

Es un logo inventado por los norteamericanos a finales de los 70 que sirvió para resolver el conflicto entre los servicios de emergencias y Cruz Roja. Los primeros adoptaron el símbolo de la ONG como propio y Cruz Roja se negó. Así que la administración norteamericana tuvo que tirar de creatividad.

Otro caso similar es el logo del hospital de la Vall d’Hebrón de Barcelona.

logo hospital vall hebrón

Una vez más, el azul es el único protagonista de la escena, además de la cruz que indica claramente el sector sanitario. Incluso se han permitido transformarla en una escena clásica: el profesional visitando al paciente que se encuentra en la cama.

En Estados Unidos hay claros ejemplos donde el color sigue el patrón clásico. Veamos los tres mejores hospitales norteamericanos según el ranking de US News: Mayo Clinic, Cleveland Clinic y Johns Hopkins Medicine.

En el primer logo, tenemos una composición sencilla, con el nombre del hospital y debajo el contorno azul de tres escudos entrelazados. En el segundo caso, Cleveland Clinic, el símbolo, dividido en 4 cuartos, tiene una mitad azul y la otra verde. Aquí se introduce un nuevo color, también muy relacionado con el mundo de la salud.

El verde intenta complementar los valores de calma, paz y tranquilidad del azul, transmitiendo ideas como serenidad o directamente vinculadas al sector como vida o buena salud. La combinación de ambos intenta aglutinar toda la fuerza de la tranquilidad, de lo equilibrado, de lo bueno, optimista, de la serenidad y de la armonía. Cualidades, o mejor dicho, pensamientos, que es bueno que perciban los pacientes.

Finalmente, la aportación de Johns Hopkins es seguir jugado con el azul para las letras, el contorno del logo y el símbolo (la cúpula). No obstante, hay un nuevo color en juego: el amarillo. En este caso, amarillo mostaza. Esta aportación en el logo debe dar luminosidad, que siempre es un concepto positivo, e incluso se puede asociar al optimismo, otro valor muy interesante. Algo interesante es que Johns Hopkins no lo usa en su versión más fuerte, sino que el mostaza reduce o disuelve la irritabilidad potencial de este color.

Podemos ir un poco más allá, porque empresas relacionadas con el sector, como las aseguradoras tienen en cuenta el azul para que, visualmente, las asocien rapidamente con el sector médico o sanitario. Dos ejemplos claros: AmeriHealth y United HealthCare.

logo amerihealth

logo unitedhealthcare

¿Abandonar el azul en el logo del sector sanitario?

Es una pregunta que provoca un gran debate a favor y en contra. Para los primeros, mantener el color azul facilita la identificación de la marca con el sector sanitario. Para los segundos, se trata precisamente de eso, de no hacer el mismo logo del sector sanitario que hace la mayoría. Las dos opciones son válidas y permiten desarrollar marcas altamente competentes y competitivas. También es cierto que, cada vez más, las organizaciones sanitarias intentan ir más allá de la idea clásica de centro hospitalario y focalizarse en conceptos más positivos para el paciente como el bienestar.

Algunas han dejado de ver al paciente como tal y han pasado a ser usuarios o simplemente personas. Variaciones del lenguaje pero que ayudan a construir una experiencia del paciente muy interesante. Algunos hospitales han empezado a cambiar el interior para mejorar la sensación de confort. Un confort pensado como el adjetivo inglés cozy. Es decir, no se trata tanto de la comodidad del usuario, que también, sino más bien crear un ambiente acogedor y familiar.

Si los hospitales y centros sanitarios están cambiando el interior para mejorar la experiencia del paciente, parece lógico pensar en un cambio externo. Sí, efectivamente nos referimos al logo. En este sentido, en Barcelona hay experiencias interesantes como la del Hospital Sant Joan de Déu.

¿Dónde ha ido el azul? Ha desaparecido completamente. En su lugar, nos encontramos con el gris, el negro y, sobre todo, el rojo, el violeta y el naranja. Por lo tanto, se sale del todo del arquetipo habitual de logo del sector sanitario.

El rojo, es usado por muchas marcas para trasladar una idea de liderazgo. No obstante, en esta ocasión es probable que se busquen conceptos como el de la energía, la actitud proactiva y la felicidad, en relación al rojo de la pasión y del amor. Incluso algunos llegan a asociarlo con un carácter abierto, extrovertido y cercano.

El violeta es usado por las marcas que, entre otros conceptos, quieren transmitir conocimiento y sabiduría. Dos ideas nada desdeñables para un hospital. Finalmente, el naranja, intenta aportar un toque de modernidad e innovación. Es un color muy relacionado con la juventud y con productos destinados a este segmento. Finalmente, el gris de la cruz quiere dar el toque de madurez, sin aportar ningún tipo de emoción más.

Pensar en el paciente

Abordar la construcción de una marca sanitaria fuerte, incluído el logo, implica pensar en el usuario final de tus servicios e instalaciones. No es lo mismo dirigirse a un público general que focalizarse en el segmento de jóvenes. Si no hablamos de los mismos perfiles, tampoco podemos hablar de los mismos colores. En el primer caso, podría estar mas que justificado el uso del azul, pero en el segundo se nos abren las posibilidades de jugar con el color naranja, por ejemplo, asociado a la juventud y a la diversión.

No defendemos el uso a ultranza del azul como color corporativo sanitario, ni tampoco su olvido de forma sistemática. La respuesta a la pregunta de qué color usaríamos, siempre será un gran “depende”. Depende los valores que quieras transmitir con tu marca, depende del público al que te quieras dirigir, depende de la cultura de la que formes parte.

Artículos relacionados